GIMP: Creando un bajo relieve


Estoy un poco cansado de escribir la serie “como llegue a la obra”. Me hubiese gustado terminarla antes de empezar a utilizar este blog para lo que se supone que voy a utilizarlo. Pero me da mucha pereza seguir con la historia, así que hoy voy a empezar a crear contenido. Hoy voy a enseñar un pequeño tutorial para crear bajorelieves en GIMP.

¿Que es un bajorelieve?

Según la Wikipedia:

El bajorrelieve (también bajo relieve) es una técnica escultórica para confeccionar imágenes o inscripciones en los muros que se consigue remarcando los bordes del dibujo y rebajando el muro y tallando las figuras que sobresalen ligeramente del fondo, con lo que se obtiene un efecto tridimensional.

Vamos, escarbar en una superficie para darle forma y representar una figura mediante el relieve.

¿Para qué?

Pues hace poco adquirí el que va a ser mi compañero en este viaje del que tanto hablo: Un Dell XPS 15 9560 de 2017:

XPS 15

Dell XPS 15, el niño de papa

Un portátil de 15″ la mar de majo: i7 7700HQ, 16GB Ram DDR4, SSD PCIe de 512Gb, pantalla 4k IGZO tactil sin bordes, Nvdia GTX1050 de 4Gb… Si entiendes un poco de hardware te habrás percatado de que cojo no va. Todo ello, unido a sus solo 2Kg de peso, el escaso tamaño gracias a su pantalla sin bordes, el grosor de 17mm y la batería de 97kWh, hacen que se hablé de el como uno de los mejores, si no el mejor, 15 pulgadas del mercado. El MacBook Pro de los portatiles Windows, vamos.

Me compré este cacharro porque:

  • Necesitaba un ordenador portatil.
  • Quería un ordenador portátil muy potente, como para no echar en falta mi sobremesa (i5 4690k, 16GB DDR3@2333, GTX 970)
  • No quería pagar el sobreprecio de un Apple. Ni me gusta OSX, ni el ecosistema Apple ni quiero un MacBook.

Otro día entrare en detalles con mi análisis del XPS 15. Ya aviso que estoy ENCANTADO con el. Sin embargo, hay una sola cosa que no me convence (ni me convencía antes de comprarlo): Su aspecto exterior:

XPS 15

Carcasa del XPS 15. Aluminio…

dBrand y los vinilos adhesivos

El aluminio así tan desnudo se me hace muy anodino, muy imitación MacBook. Así que decidí darle un toque de color si me lo compraba. Dbrand es una empresa canadiense que fabrica vinilos para decorar aparatos electrónicos: Móviles, portátiles, consolas, etc. Si disponen de tu aparato en su catalogo, puedes elegir una combinación de distintas texturas para las diferentes partes del mismo. No es barato, pero queda muy chulo, es muy original y protege el aluminio. En mi caso me decanté por un full bamboo. La siguiente foto es de mi unidad:

Dell XPS15 Bambú

Mi Dell XPS15 con adhesivo imitación bambú

Y por el interior:

Dell XPS15 adhesivo bamboo dbrand touchpad

También por el interior, adhesivo imitación bambú en el touchpad

El tema es que tengo instalado Ubuntu Gnome como SO principal. La pantalla de desbloqueo por defecto en este sistema operativo (bueno, en el gestor de escritorio, Gnome 3) es la siguiente:

Pantalla bloqueo gnome

Pantalla de bloqueo por defecto en Gnome 3. Lo siento por el flash!

Y no me gusta demasiado, no pega con el exterior. Puestos a cambiarla, se me ocurrió ponerle algo acoplado a la temática de bambú. Como no encontré ningún wallpaper a mi gusto, decidí fabricarme uno. Y a eso viene este tutorial.

¿Por qué con GIMP y no con Photoshop?

Porque puestos a aprender, mejor hacerlo con la alternativa open source. PS cuesta unos 25€ al mes, y para hacer cuatro retoques creo que no merece la pena. Otra cosa es que te dediques a la fotografía. Por otro lado, GIMP es una herramienta muy válida, una vez superas el shock de su interfaz super hostil. Una vez le coges el truco resulta muy cómoda y potente para retocar todo tipo de imágenes.

¿Empezamos?

Asumo que has podido instalar GIMP sin problemas, tanto en Windows como en Linux es bastante sencillo. La interfaz de primeras da un poco yuyu, si como yo estas acostumbrado a las tradicionales ventanas. Si quieres ponerlo todo en una sola ventana puedes utilizar “Ventanas->Modo de ventana única”.

Encontrar una textura

Lo primero que debemos hacer es buscar un donante. Para ello, nada mejor que google imágenes. En mi caso puse “bamboo wood texture” y seleccioné la opción de fotos grandes, encontrando esto:

Google fotos, resultado para "bamboo wood texture"

Buscando texturas de bamboo

La que mas me convence es la alargada de la fila de en medio, así que fui a la pagina que la hospeda y descargué la imagen. Algunas de estas imágenes llevan marcas de agua, pues son previews de imágenes de pago, así que buscad alguna que esté limpia (o pagad por la imagen).

Creando un nuevo archivo en GIMP

Abrimos GIMP y nos vamos a “Archivo->Nuevo…”. En la siguiente pantalla tan solo hay que seleccionar la resolución. En mi caso, dado que es para una pantalla 4k, selecciono 3840×2160 y hago click en aceptar.

Importar una imagen en GIMP

Vamos a pegar la imagen de la textura de bambú: Busca la imagen en tu explorador de archivos, selecciónala, Ctrl+c, vuelve a GIMP, “Editar->Pegar”. La imagen quedará en el centro de la pantalla. Puedes incluso copiar la imagen directamente de tu navegador, utilizando click “derecho->Copiar”

Lo siguiente es ir al gestor de capas (Esa caja grande a la derecha). Veras que hay una capa llama Selección flotante. Pulsa el botón de abajo a la izquierda, para crear una nueva capa a partir de ella. En mi PC no se ve por alguna razón, pero te lo juro, está ahí:

Preparar una imagen para textura en GIMP

Vale, ahora tu selección flotante se habrá convertido en una “Capa pegada”. Vamos a modificar la imagen antes de convertirla en una textura y pintar el fondo. En mi caso, quiero que la veta de la madera vaya en vertical, como en el vinilo que tengo en el portátil. Así que con la capa seleccionada hago click en “Herramientas->Herramientas de transformación->Rotar”. Aquí nos sale un submenu para rotar la selección actual (Que si no has tocado nada, debe ser la textura que pegamos). Escribo 90 en “Ángulo”, pulso enter y hago click en “Rotar”:

Voila. Sin embargo, antes de rellenar la pantalla con la textura (Que es mi objetivo), le paso un filtro para mejorar sus cualidades como relleno. Lo que va  a hacer el programa es modificar la imagen para intentar que cuadre a la derecha con la izquierda y arriba con abajo. Pulso en “Filtros->Mapa->Crear sin costuras”. Esta vez no hay submenu, lo hace y punto. En este punto deberíamos ir así:

Relleno con patrón en GIMP

Si no ha explotado nada, seguimos. Si has perdido la selección, pulsa en la miniatura de “Capa pegada” en el gestor de capa. Sabrás si está seleccionada porque veras una linea discontinua alrededor de la textura. Una vez así, cópiala, bien con Ctrl+C, o con “Editar->Copiar”. Ahora tu imagen está en el porta-papeles. Cambia a la capa “Fondo”, la blanca que viene por defecto (Veras que la linea discontinua se va alrededor de todo el relleno blanco). Ahora usamos la herramienta de relleno. Está en el cajón de herramientas y tiene forma de cubo volcado. En sus opciones selecciona “Relleno con patrón”. Utiliza el desplegable que hay al lado para seleccionar el primero arriba a la izquierda. Esto hará que rellenes con lo que tienes en copiado en el porta papeles, o sea, tu textura.

Haz click en el fondo blanco y deberías obtener algo como esto.

Escalar una imagen con GIMP

Si te fijas, veras que se nota el corte de la veta por en medio. Esto se debe a que la veta vertical es muy marcada y no se puede disimular con algoritmos un corte de madera transversal a la veta. En horizontal si que ha quedado bien. Lo que voy a hacer es utilizar la herramienta de selección:

Haciendo click y arrastrando, voy a seleccionar un cuadrado que vaya desde arriba del todo hasta donde se produce el corte, mas o menos a la mitad. Veras que la selección se marca con una linea discontinua como antes, pero esta vez animada:

Ahora selecciona la herramienta “Escalar”. Es un cuadrado pequeño con una flecha a uno grande:

En la imagen, arrastro hacia abajo mientras hago click. Inmediatamente la imagen empieza a crecer y nos aparece un submenu similar al que usamos para rotar, pero para redimensionar. En este menu introduzco el tamaño de mi imagen para que la ocupe entera, en este caso 3840×2160. Nos creará una nueva capa por encima de la “Capa pegada”, como “Selección flotante”. Al igual que hicimos la última vez, pulsa en “Nueva capa” para transformar esta capa en una nueva, denominada Transformación. En este punto deberíamos estar así:

Puedes utilizar los controles de “Colores->Tono y saturación” para variar el tono de la madera. A mi me gusta así. Ahora lo que tenemos que hacer es recopilar los logotipos que queramos grabar en relieve sobre nuestra tabla. En mi caso voy a poner mi logotipo personal (El que aparece en la imagen de cabecera del blog), el logotipo de Ubuntu Gnome, el de IronHack (Voy a ser IronHacker!) y el de FreeCodeCamp (Soy camper!). El objetivo es que conforme vaya consiguiendo manejar tecnologías o entrar en grupos, añadir logotipos a mi tabla. Podría añadir cosas como JavaScript, HTML5, CSS3, Unity, C#, Java… pero en este punto, si bien me manejo con cierta soltura con esas tecnologías, me parece un poco pretencioso meterlos en el saco si no me gano la vida con ellos. Ya habrá tiempo para eso.

Recopilando logotipos

Buscamos los logotipos en google. El proceso es el de antes, copiar y pegar cada logotipo a su capa. Tras un rato yo tengo esto:

Cada logo en su capa. He utilizado la herramienta “Mover” para colocarlos mas o menos en su sitio. También he utilizado escalar para darles un ancho fijo de 300px. Si marcas el ancla en el submenu de escalar, la altura se escala en proporción y así no fastidias la relación de aspecto.

Lo siguientes es poner todos los logos en negro puro. Como ves el de IronHack y el de Ubuntu Gnome vienen con “rebabas”. Vamos a limpiarlas.

Limpiando logotipos en GIMP

Nos centraremos en el de Ubuntu Gnome. Es el que menos resolución tiene y el que va a ser, a priori, mas difícil de limpiar. Lo primero va a ser limpiar la parte blanca. Utilizando la herramienta “Selección difusa” (Varita mágica, de toda la vida).
Con la capa del logo de Ubuntu seleccionada, voy haciendo click en lo que me sobra mientras mantengo pulsado Shift. Esto nos seleccionará las partes adyacentes con un color parecido al pixel que hemos clickado. Ahora solo hay que pulsar suprimir y:

Si haces zoom, veras que la selección no es perfecta y que quedan rebabas de blanco, pero no te preocupes, las disimularemos.  Haz click derecho en la capa de este logo y selecciona “Alfa a selección”

Con esto vas a conseguir que cada pixel en esa capa entre dentro de la selección actual. Ahora vuelve a coger el cubo de relleno, pero en vez de “Relleno con patrón”, utiliza “Relleno con color de frente” en sus opciones. Un poco mas abajo, marca “Rellenar selección completamente”. Asegúrate de tener seleccionado el color negro y haz click sobre el área seleccionada. Debería quedar así:

Si vuelves a hacer Zoom, veras que los pixeles se siguen viendo muy toscos. Para suavizarlo, haz una nueva selección alredor del logo, click derecho sobre la capa y “Capa a tamaño de imagen”. Esto nos permitirá seleccionar mas allá del limite del logo. A continuación, selecciona “Filtros->Difuminar->Desenfoque(Blur)”. Eso difuminara los bordes y los suavizara. Yo lo he hecho dos veces:

Ha mejorado bastante. A continuación repito el mismo proceso de mejora con el resto de logos. El resultado es el siguiente:

Ahora voy a colocarlos en su sitio. Utilizando una guía como referencia los alineo a la izquierda. Esto es muy facil de hacer y no quiero extenderme demasiado,  así que puedes buscar por google como hacerlo.

Combinar capas en GIMP

Una vez colocados en su sitio, vamos a mezclar todos los logos en una sola capa. Lo suyo es duplicarlas las capas individuales para mantener un original, por si quieres hacer modificaciones en el futuro.  Para ello puedes usar el penúltimo botón del menú de capas. A mi me ha quedado así:

Como decía, tenemos que combinar todas esas copias de capa en una sola. Para ello vamos dando click derecho en la que está mas arriba y pulsando “Combinar hacia abajo”. Esto junta una capa con la inmediatamente inferior:

Al final nos quedará una capa con los cuatro logos juntos. En este momento deberíamos hacer dos cosas:

  • Ocultar las capas de logos de reserva que nos hemos dejado arriba, pulsando en el icono del ojo que tienen a la izquierda.
  • Duplicar la capa con todos los logos que acabamos de crear, vamos a necesitar una copia.

Crear el mapa de relieve

Ahora necesitamos que nuestra capa con logos tenga un fondo blanco. Para ello creamos una nueva capa con el botón de “Nueva capa”. En el submenú de creación de capa, seleccionamos “Blanco” como tipo de relleno de capa. Pulsamos aceptar.

Nos crea una capa con fondo blanco. Arrastramos la nueva capa debajo de la de logos duplicada y combinamos esta hacia abajo como hicimos antes. Deberíamos estar así en este punto:

Vale. Lo que tenemos en esa capa es un mapa de relieve. Ocúltala. Lo que vamos a hacer es decirle al programa es que en la imagen de la tabla de madera “hunda” las partes negras y deje igual las blancas, dando la impresión de relieve. Para ello duplicamos la capa que teníamos con la madera, “Transformación”. El hecho de duplicarla es porque la vamos a modificar y, en un futuro, querré añadir mas logos por lo que em conviene conservar un original.

Crear un relieve sobre una imagen en GIMP

Bien, con la capa de madera duplicada, hacemos click en “Filtro->Mapa->Mapa de relieve (Bump map)”:

Aquí viene lo chulo:

  • En el primer desplegable selecciona la capa con el fondo blanco y los logos, para que la use como mapa de relieve.
  • En el segundo desplegable puedes seleccionar el tipo de tallado, lineal o curvado, prueba a ver cual te gusta mas.
  • De los checkboxes puedes pasar. Con el segundo puedes hacer que en vez de meterse hacia adentro, salga el relieve hacia afuera. Experimenta si quieres.
  • El primer slider, Azimut, determina de que dirección viene la luz. El valor por defecto es 135 grados, es decir, como a las 10:30 en un reloj.
  • El segundo, determina la altura a la que está el foco. Valores mas bajos dan mas contraste, mas altos menos.
  • Profundidad, pues profundidad del tallado. Si pones demasiado no queda bien, experimenta combinando con el azimut y la elevación para buscar el punto optimo.
  • El desplazamiento sirve para mover el relieve. No lo toques demasiado, el valor por defecto deja los logos en su sitio, que es donde los queremos.
  • Nivel del mar, aun no sé para que sirve.
  • Ambiental nos da luz de base. Permite aclarar las sombras para hacer el relieve mas natural. Recomiendo añadirlo cuando metas mucho relieve, para compensar las zonas mas oscuras.

Mejorando el relieve

A mi me ha quedado así:

Pero para darle el gran toque, lo ideal es que cojas la capa de Logos que te reservaste anteriormente, la que tiene el fondo transparente, y le vuelvas a dar visibilidad. Veras que el relieve sobresale por los lados y no queda mal, pero no es el resultado que queremos. No queremos el fondo del relieve totalmente negro. Utiliza el slider que hay sobre el gestor de capas:

Para aclarar la capa de logos bajando su opacidad. También puedes seleccionar el modo de opacidad, pero para esto lo mejor es que lo dejes en “Normal”. De este modo transparentamos la zona hundida, dando la impresión de que esa zona de la madera tiene un tratamiento distinto. El resultado es el siguiente:

Nada mal! Le he pasado el filtro de Desenfoque a la capa con la textura de madera y el relieve, para suavizar aun mas el resultado. Para “lijar” la tabla. Ahora solo queda exportar la imagen a PNG, o el formato que mas te guste, y colocarla en tu fondo de pantalla.

Resultado

¡Me encanta, me lo he puesto de fondo de escritorio y todo! Parece que no es el mismo color de madera que el touchpad, pero en vivo el contraste no se nota: Queda muy bien integrado con las pegatinas.  Espero que haya quedado todo claro y hayas aprendido un par de cosas sobre la maravillosa herramienta que es GIMP. Ahora no solo sabras hacer un relieve, sino que tienes herramientas para empezar a moverte por GIMP y explorar sus posibilidades.

Por mi parte ¡Es la primera vez que redacto un tutorial! Espero que haya quedado bien. Cualquier duda que te haya quedado, no dudes en preguntarme e intentaré echarte una mano.

¡Un saludo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *